Lamentable que se violente la dignidad humana de los migrantes: Domínguez Campos

En marco del IV Congreso Nacional de Bioética y X Aniversario del Consejo Estatal de Bioética, la Dra. Ma. de la Luz Domínguez Campos, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ) lamentó que la política migratoria en México, sea en esto últimos tiempos una política violatoria de la dignidad humana, ya que se violentan los derechos de las y los migrantes, pero además ha sido violatoria de instrumentos jurídicos internacionales.

La Ombudsperson dijo que se ha visto como elementos de seguridad han golpeado niñas, niños, mujeres y hombres migrantes, con la justificación de que no se encuentran de manera regular en el país, siendo personas que solamente tienen el deseo de migrar en buscar mejores condiciones de vida para ellos y sus familias.

Señaló que lamentablemente, organismos internacionales como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas ha realizado llamados al gobierno mexicano para cambiar la política migratoria, porque no solamente se afecta su derecho al libre tránsito, si no también se afectado su derecho a la salud, su derecho a la alimentación y su derecho a una estancia digna, porque los migrantes cuando han llegado a la frontera sur de México, son recibidos brutalmente por elementos policiacos, y quienes han podido llegar a algún albergue, no tienen medicamentos, alimentación, o una estancia digna para estar pendientes respecto a la determinación del gobierno mexicano en que se les sea otorgada su situación migratoria o una condición de asilo político o de refugiados.

Durante el congreso celebrado de manera virtual, impartió una conferencia titulada “La Dignidad Humana y los Derechos Humanos”, en donde resaltó que no se deben anteponerse intereses económicos, políticos o personales al respeto, protección y garantía de la dignidad humana, en ningún ámbito, incluido el ámbito de la investigación científica y tecnológica e innovación.

La Dra. Ma. de la Luz Domínguez señaló que nunca será justificado sacrificar la “dignidad humana” a cambio del progreso de la ciencia o de un nuevo descubrimiento, ya que la “dignidad humana” se constituye en un límite infranqueable a determinadas prácticas que resulten vejatorias, degradantes o atentatorias contra la propia esencia de la condición humana, este límite debe ser reconocido y aplicado independientemente si se encuentra previsto en la Constitución o Carta magna de alguna nación.

En su ponencia, la titular del Organismo Defensor de los Derechos Humanos enfatizó que la dignidad humana debe ser considerada como un derecho humano, como un derecho fundamental establecido en las Constituciones de los países, sin embargo, lamentablemente no todas las Constituciones la contemplan.

Domínguez Campos aseguró que si no se respeta la dignidad humana en todos los ámbitos, social, económico, cultural, político, comunitario y familiar, no puede la persona disfrutar sus demás derechos como a la salud, a la educación, a la justicia, a la seguridad jurídica, entre otros, por ello no es una simple declaración ética, sino que es una norma jurídica que consagra un derecho fundamental a favor de la persona y por el cual se establece el mandato constitucional a todas las autoridades, e incluso particulares, de respetar y proteger la dignidad de todo individuo, por ello no puede ser tratada como objeto, o ser humillada, degradada, envilecida o cosificada.

Indicó que la dignidad es un derecho humano intrínsecos a toda persona por el mero hecho de pertenecer al género humano, indispensables para el disfrute de la vida, mismo que está contemplado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y Tratados Internacionales y debe de ser acogida por las constituciones de los demás países, ya que lamentablemente no todas las Constituciones las contemplan, y debe de ser aplicado.

Finalmente, señaló que falta mucho por legislar en materia jurídica en el respeto y garantía de la dignidad humana, y que observamos como cotidianamente se sigue vulnerando en los ámbitos sociales, educativo, familiar, cultural y económico, y es indispensable que se reconozca como un derecho fundamental en las distintas legislaciones de los estados y particularmente que sea aplicado en todos los ámbitos incluidos en los ámbitos científico, tecnológico y de innovación.

Desatacó la importancia de promover el valor del respeto a la dignidad humana en los distintos ámbitos, para que más allá de los intereses económicos, culturales, políticos, comunitarios y familiares, prevalezca el respeto, y con ello logremos tener una sociedad más respetuosa de la dignidad humana, más inclusiva y que promueva el valor de la tranquilidad y la paz, ya que, al ser vulnerada la dignidad humana provoca el conflicto entre personas, entre grupos y entre colectividades.

Por su parte, el Mtro. Edén González Roldan, Director de Administración y Finanzas de la Comisión Nacional de Bioética expresó que la institución que representa ha respaldado y continuará respaldando a la Comisión Estatal de Biótica de Zacatecas que ha participado de manera activa con su labor, por lo que reconoció los 10 años de trabajo considerándola entre las mejores de sus pares estatales a nivel nacional.

Refrendó el compromiso de la Comisión Nacional de Bioética para refrendar la protección de los derechos humanos, la salvaguarda de la dignidad de las personas y la generación de las políticas públicas para el mejoramiento de la sociedad.

Este evento fue encabezado, por el Dr. Enrique Argüelles Robles, Presidente del Consejo Estatal de Bioética y contó con la presencia del Mtro. Francisco Javier Madera Maldonado, Director y Secretario Técnico del CEB, el Dr. Hans Hiram Pacheco García, Secretario Académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), el Dr. Juan Armando Flores de la Torre, Coordinador de Ciencias de Salud de la UAZ, así como demás integrantes del Consejo Estatal de Bioética.

Similar Articles

Comments

Deja un comentario

Advertismentspot_img

Instagram

Most Popular