La cultura sensibiliza a la humanidad: Antorcha

Opinión de Gabriela García

 “Y le ponemos ojos, voz, oídos, alma, al corazón del hombre”: Otto René Castillo.

Desde su nacimiento el Movimiento Antorchista Nacional impulsa a niños, jóvenes y adultos para que practiquen las bellas artes, así que desde temprana edad muchos mexicanos en formación académica han estado en contacto con expresiones como el canto, la poesía, el teatro, la pintura, la danza y baile, pero no sólo eso, también se destaca el talento natural de colonos y campesinos que han brillado en escenarios demostrando que se necesitan oportunidades para que desplieguen su potencial artístico, esto se ha logrado al proyectarse en concursos estatales y nacionales a cargo de  Antorcha.

A lo largo de más de 4 décadas, millones de mexicanos  hemos sido testigos de los múltiples eventos y actos culturales presentados por artistas salidos del mismo pueblo, son personas que no concebían la idea de estar en un escenario y brindar espectáculos de calidad a otros mexicanos empobrecidos por la sociedad actual.

Y aquí ha estado la organización. Consciente de la importancia de elevar la ideología de las personas con carencias materiales que  los sitúan en desventaja y de una adecuada formación intelectual, buscamos que con la cultura se logre despertar los sentimientos de cada individuo haciéndolo más sensible ante los problemas que aquejan a toda la humanidad y por tanto éste se convierta en un ente actuante capaz de sumarse a la lucha por una vida más justa para todos.

Pero no sólo se trata de sensibilizar al individuo, al mismo tiempo se actúa en el terreno material, es a través de la gestión y lucha como ha cambiado el entorno inmediato en uno más propicio para el desarrollo social, por eso Antorcha insiste en que los gobiernos destinen recursos para el arreglo de calles, para la construcción de escuelas, de hospitales, así como de espacios en donde se practique el deporte y la cultura de forma gratuita para que los niños ensayen llamativos cuadros bailables, bellas canciones y se desarrollen en la poesía para su propia formación cultural.

Por la desigualdad económica en México, la gente no puede acceder a eventos artísticos de calidad, no tiene acceso a los teatros ni a las galerías de arte donde se tiene que pagar para ver.

Está claro que solo un grupo minoritario de la sociedad es el que tiene el privilegio de presenciar con todo deleite obras de teatro, conciertos sinfónicos y puede visitar museos, por el contrario, al resto de los mexicanos solo se le deja entretenimiento barato y vulgar que solo busca el embrutecimiento del hombre para poder tenerlo sometido a las exigencias de la burguesía sea nacional o de otras tierras. 

Pero con Antorcha hemos conocido el folclor nacional e internacional, distinguimos con cierta facilidad a cada una de las regiones de nuestro país y del mundo, así es como nos contagiamos de algarabía experimentando emociones que se guardan en la memoria  y corazón para toda la vida.

La organización se ha dedicado también al desarrollo de sus Grupos Culturales Nacionales donde sus integrantes se preparan para dar lo mejor de sí en cada una de sus presentaciones y para muestra tenemos eventos de gran impacto a nivel nacional para deleitar a propios y extraños. Como ejemplo están las Espartaqueadas Culturales donde se dan cita miles de artistas presentando bellísimos bailes típicos, donde declamadores recitan las más majestuosas poesías, mientras que en el ámbito musical el pasado 25 de septiembre  realizamos de forma virtual el Concurso Nacional de Voces 2021 donde participaron estudiantes, amas de casa, campesinos y obreros demostrando una vez más que el pueblo conoce su origen, pues se interpretaron boleros y música ranchera que son parte de las raíces del México actual.

Sabemos que falta mucho por hacer, pero sabemos que nuestro esfuerzo rendirá sus frutos, como lo dijo Otto René Castillo: “Y le ponemos ojos, voz, oídos, alma, al corazón del hombre.”

Por lo tanto no descansaremos hasta lograr que los mexicanos salgan de este rezago material y cultural que tanto daño ha provocado a la humanidad, que sigue propiciando la reproducción de las clases sociales del país, donde unos se ahogan en la riqueza y otros no tienen seguro ni el pan de cada día. Nuestra labor aporta las bases de un verdadero cambio despertando los sentimientos de nobleza, solidaridad  y compromiso para que todos seamos partícipes del logro de una patria con justicia y no quede en unas cuantas manos el futuro de todos.  

Similar Articles

Comments

Deja un comentario

Advertismentspot_img

Instagram

Most Popular