Gracias al programa de Trabajo Infantil, Leonor García tiene su taller de figuras de yeso

NoticiasGracias al programa de Trabajo Infantil, Leonor García tiene su taller de figuras de yeso

Para Leonor García, la educación de su hijos e hijas ha sido una prioridad; por dificultades económicas los iba a sacar de la escuela, pero tuvo la oportunidad de acceder a una beca del Programa de Trabajo Infantil, operado por el Gobierno de Zacatecas, a través del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF), lo que le permitió evitar que abandonaran sus estudios.

Asistió a los talleres que se ofrecen en el programa y, poco tiempo después, decidió emprender y comenzar su propio taller de pintura de figuras de yeso. Posteriormente, tuvo la oportunidad de que le prestaran un local ubicado en el Parque y Zoológico La Encantada, donde, a la fecha, recibe a numerosas familias que van con sus niños a pintar y, como ella lo refiere, a relajarse y convivir sin las interrupciones de los celulares ni la tecnología.

Comentó que padeció una situación económica muy complicada que le impedía solventar los estudios de sus hijos e ingresó a Trabajo Infantil porque, además, laboraba “en las ferias de la ciudad” y siempre terminaba de trabajar muy tarde, iba con ellos y eso los ponía en riesgo, por lo que decidió aceptar la beca.

Orgullosa de sus logros, platicó que, para que regresaran a la escuela, “empecé a trabajar con figuritas desde tres hasta cien pesos, antes batallábamos porque las transportábamos desde Guadalajara a Zacatecas y ahora ya nosotros hacemos las figuras en Zacatecas” y hoy, dijo, “gracias al Programa de Trabajo infantil y al DIF, mis hijos ya son todos unos profesionales y pues de aquí me mantengo”.

Leonor mencionó que su hijo mayor estudió la carrera de electromecánica y se graduó con honores, pues logró el mejor promedio de su generación, y su hija “acaba de terminar su carrera de materiales y minería y la que ahorita tiene la beca, es la de 15 años, ya va a terminar la secundaria”.

Recordó que con la beca que recibe “mis hijos volvieron a estudiar” y, no sólo eso, gracias a su trabajo “tengo dos años que terminé mi prepa, ahorita estoy estudiando la carrera de gestión pública”.

Las satisfacciones y bienestar que le ha dado su taller no solamente son en el ámbito educativo o económico, sino también en su relación con la gente: “me gusta mucho convivir con los niños, ellos aquí vienen y hacen una unión familiar sin internet, sin interrupciones de la nueva ciencia, nada más su pincel, la figura y una sonrisa, ellos conviven y están aquí en familia”, aseguró.

Pero ha ido más allá, ahora, contribuye con las acciones de beneficio social que desde el SEDIF se realizan. “Ahora yo llevo el arte a Trabajo Infantil. Yo les llevé el taller a las mamás, durante las actividades en cursos de verano, también en la Casa Cuna llevamos talleres. Hemos trabajado con dos o tres personas de la tercera edad, eso es lo que aportamos al DIF”, dijo.

Leonor García se considera una mujer que ha luchado por su familia, pero también se ha desarrollado de manera personal, lo que se puede lograr al enfrentar retos como “valorarte, arriesgarte y sentirte que sí se puede, principalmente en tus sueños y que en el ejemplo está lo más hermoso que puedes regalar como mujer a tus hijos, a tus seres queridos, que no hay más que echarle ganas a la vida y si te caes pues levántate, porque eso es lo más importante”.