PT prepara agenda legislativa para el próximo Período Ordinario

Reforma electoral, salud, medio ambiente, migración, transparencia, rendición de cuentas, derechos humanos y laborales son los ejes sobre los que trabajará el Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo en el Senado durante el Primer Período de Sesiones del Segundo Año de Ejercicio de la LXIV Legislatura.

En conferencia de prensa, la coordinadora, Geovanna Bañuelos de la Torre, señaló que durante el Primer Año de Ejercicio la fracción que encabeza destacó por su alta productividad, al convertirse en la segunda fuerza política más productiva del Senado con 73 iniciativas presentadas al Pleno.

“En promedio cada uno de nuestros seis integrantes presentó más de 12 iniciativas y eso evidentemente nos ubica como un Grupo Parlamentario que entiende la dinámica que se está viviendo en el país, la agenda que de manera acelerada tendremos que armonizar en cuanto a la agenda del Presidente de la República”, mencionó.

En este sentido reiteró el acompañamiento a las reformas constitucionales que necesite Andrés Manuel López Obrador para continuar con la transformación del país, pero aclaró que como Grupo Parlamentario tendrán una agenda propia.

Respecto a la reforma electoral, la senadora informó que el PT propondrá una segunda vuelta en la elección presidencial, la cual podría evitarse con una diferencia de 5 puntos porcentuales entre el primer y segundo lugar y con una votación superior al 30 por ciento por parte del candidato ganador.

En materia de salud y medio ambiente, el Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, impulsará la creación de una nueva Ley Minera integral, que tome en cuenta los tratados internacionales y homologue los temas ambientales, laborales y de seguridad, entre otros.

En materia de Migración, Geovanna Bañuelos, informó que presentarán diversas modificaciones para garantizar los derechos humanos y la protección de quienes transitan por México, asimismo trabajarán en la Ley de Asilo al Migrante.

En el tema de transparencia y rendición de cuentas, la coordinadora petista adelantó que presentarán una reforma constitucional para establecer nuevos procedimientos para la elección de Magistrados anticorrupción y titulares de organismos de transparencia y órganos de auditorías en las entidades federativas.

Con respecto a los derechos humanos, el PT propondrá una nueva Ley General de Aguas para garantizarla su abasto a toda la población; una reforma constitucional al Código Civil Federal para reconocer la identidad de género; así como una reforma a la Ley Federal del Trabajo para aumentar la licencia de paternidad de 7 a 45 días, además, se impulsará otra iniciativa para prevenir, combatir y erradicar el acoso sexual y el hostigamiento laboral, entre otras.

 También se propondrá la expedición de una Ley de Salud Mental, así como una reforma a la Ley General de Salud para prohibir las terapias de conversión sexual.

“En función de estos cinco ejes trascendentales en la vida pública de nuestro país es que tenemos listas, ya hasta el momento, más de 50 iniciativas que se van a presentar en el próximo período ordinario”, apuntó Bañuelos de la Torre.

Y aclaró que la bancada del PT en el Senado seguirá acompañando las iniciativas de Morena y Encuentro Social, como parte de la coalición legislativa: “Juntos Haremos Historia”.

“Habremos de defender, como lo hemos hecho hasta el momento, con mucha dignidad, a través del debate, con mucha responsabilidad, la agenda que es prioritaria para nuestro partido político”, indicó.

Por su parte, el Coordinador Nacional del PT, Alberto Anaya Gutiérrez, celebró el trabajo legislativo llevado a cabo por los senadores a quienes reconoció su esfuerzo y compromiso para representar los valores del partido en la Cámara Alta.

“Extenderles nuestro reconocimiento por la productividad legislativa, no solamente por la cantidad de las iniciativas, sino por la calidad de las iniciativas. Han sido iniciativas muy pertinentes”, destacó.

Conminó a los senadores a trabajar dentro de su agenda legislativa del próximo período, una ley que fortalezca la economía social y solidaria a fin de brindar a las organizaciones civiles, cooperativas, comuneros, ejidatarios, sindicatos entre otros, un mejor marco jurídico que les permita desarrollar su trabajo de una manera más acorde al sector que representan.