Me empeñaré con dedicación y esfuerzo a salvaguardar la libertad de expresión

“Es justo hacer un reconocimiento a aquellos hombres y mujeres  dedicados al periodismo, y que en el desempeño de su labor, sus vidas fueron truncadas”, expresó Raúl Rodríguez Márquez, candidato al Senado de la República por la alianza “Todos por México”, en el marco del día de la libertad de expresión.

 

De manera enérgica destacó que no basta con que la Carta Magna de nuestro país, y la Declaración Universal  de los Derechos Humanos, señale a la “Libertad de Expresión” como uno de los derechos humanos más importantes, porque el gremio requiere realidades y que se garantice la defensa de sus derechos y el libre ejercicio de su profesión. “No podemos permitir más muertes ni ataques violentos hacia los periodistas y sus familias”, declaró el abanderado del Partido Verde, quien aseguró que desde el Senado de la República empeñará su esfuerzo y dedicación  en la salvaguarda de la libertad de expresión.

 

Raúl Rodríguez Márquez citó al escritor Gabriel García Márquez, quien afirmaba que el periodismo es el oficio más bello del mundo, y recordó que durante muchos años de su vida compartió junto a uno de los seres más queridos de su vida, su señor padre, la satisfacción de correr la pluma y crear en antaño, incipientes documentos que permitían echar a volar la imaginación con textos que apenas vislumbraban el poco o casi nulo interés por la vida pública de nuestro país.

 

Agregó que hoy que la vida le ha permitido contender por un espacio en el Senado de la República, y después de haber transitado por espacios públicos estatales y federales, se ha dado cuenta del enorme legado que su señor padre dejó en él: el reconocimiento perenne y permanente a la formación del comunicador; a su valor, a su ética, a su espíritu incansable de ser corresponsable con los grandes problemas de nuestro país.

 

Reconoció que este tiempo no es el más idóneo para celebrar y festejar la libertad de expresión en México, sin embargo, con el espíritu que dejó en su persona su padre, dijo que reconocer es creer, y creer es construir; y es ahí precisamente donde la construcción de una mejor sociedad equivale a expresar y a proponer, y los periodistas de Zacatecas y de todo México, hacen con su expresión y propuesta que este país se escuche, que la sociedad resuene, y que nuestro pueblo sediento de esperanza levante la voz.

 

El comunicador por esencia se encuentra ávido de investigar, y está siempre dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias. Es afanoso por conseguir la primicia, deseoso por obtener la nota que marque el rumbo del comentario del día. Es extrovertido y controvertido, y son todas esas cualidades las que le dan la  capacidad de transformar  y formar la vida pública y democrática de un país.

 

Consciente del enorme trabajo que realiza el gremio periodístico, Raúl Rodríguez Márquez invitó a los candidatos y candidatas que participan en esta contienda electoral a conducirse con prudencia y atingencia, y a hacer de la voz el mecanismo perfecto  de comunicación a evocar, y recordar a los grandes comunicadores del mundo, para reconocer que no es necesario denostar para trascender, ya que es la propuesta y no la diatriba la que conduce al triunfo.

 

Concluyó extendiendo una felicitación a las y los periodistas de Zacatecas y de México, evocando con cariño el recuerdo de uno de ellos, un ferviente seguidor de esta actividad, a Don Raúl Rodríguez Santoyo, su señor padre, que en paz descansa.