Nadie debe estar por encima del interés superior de la República

Nada ni nadie debe estar por encima del interés superior de la República, todos debemos contribuir para que se fortalezca, mejore y tenga un destino de grandeza, afirmó el Secretario General de Gobierno, Jehú Eduí Salas Dávila, al conmemorar el aniversario 213 del natalicio de Benito Juárez.

 

Dijo que Juárez es el mexicano excepcional, el hombre, el luchador incansable al que hoy rendimos merecido homenaje, para que su legado permanezca vivo entre nosotros y sus inmortales aportaciones sean guía de nuestro actuar.

 

Agregó que el llamado Benemérito de las Américas representa uno de los pilares más sólidos de nuestra vida independiente, sus proezas y la determinación férrea de sus decisiones lo ubican como el defensor inamovible de la patria.

 

«Abrazó con exaltación las ideas liberales, el pensamiento laico, las doctrinas progresistas que forjaron su orientación intelectual y se alejo de la carrera eclesiástica que le ofrecía su protector Salanueva», refirió.

 

Manifestó que sus postulados quedaron plasmados en la Constitución Liberal de 1857, se separó la iglesia del Estado abrogando los privilegios del clero, se nacionalizaron los bienes eclesiásticos eximiendo estrictamente los edificios de culto, se garantizó la libertad religiosa a todos los ciudadanos, se promovió la libertad de expresión, la prensa y la asamblea.

 

Salas Dávila destacó finalmente la claridad del pensamiento e ideales de Benito Juárez y su frase célebre, vigente hasta nuestro días «entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz».

 

En el evento realizado en el Jardín Juárez de esta capital, alumnos de la escuela primaria Benito Juárez declamaron una poesía alusiva y, posteriormente, se montó una guardia de honor y se colocó una ofrenda floral por parte de las autoridades civiles y militares.